Señalábamos también cómo el equipo Lerroux-Sanjurjo venía dispuesto a liquidar el movimiento de liberación nacional y social de Euskadi y el resto de las nacionalidades oprimidas por el imperialismo español, utilizando a los dirigentes políticos de los partidos nacionalista consignando la carta “autonómica” del Estatuto elaborado por el bloque burgués agrario a espaldas del pueblo vasco, con el objetivo bien declarado de impedir

¿Cómo han visto los grandes banqueros vascos, los Sota Chalbaud y  demás dueños de las finanzas de Euskadi, la entrada en el Poder de Lerroux? ¿Cómo han contemplado el nuevo rumbo de la política española, su reflejo imperialista los dirigentes del Partido Nacionalista Vasco y los dirigentes pequeños burgueses de Acción Nacionalista Vasca?

Durante dos días se han ido volcando sobre nuestros camaradas todo el cúmulo de acusaciones y de falsos testimonios de la infame maquinación. Pero el contra proceso de Londres lo había puesto ya todo en claro. Y, personificado por el lamentable provocador Van der Lubbe, el sistema de acusación ha descubierto sus verdaderos resortes.

 El avance impetuoso de la revolución española, las luchas de los obreros y campesinos, que diariamente se baten, compactas y en poderoso frente único, la decisión férrea de acabar con el régimen imperante, de paro y  hambre, el despertar de las masa populares de las pequeñas nacionalidades oprimidas, el desplazamiento de capas atrasadas del campesinado y la pequeña burguesía que han roto con las ilusiones democráticas incorporándose a la lucha revolucionaria,

Quizá la redacción de “Tierra Vasca”, siguiendo la política de su partido, no viendo más allá de las conveniencias patrias y sólo a través de un sentido estrecho y mezquino como lo podría hacer cualquier Hitler, combate a los obreros castellanos o de otras regiones que, según ellos, suplantan en las zonas rurales a los sin trabajo del país vasco.

 La Conferencia Regional celebrada por la Federación Vasco-Navarra del Partido Comunista, después de hecho el examen de la situación política, a través de los informes y de toda la discusión, constata que los últimos acontecimientos desarrollados en el plano internacional, tales como la iniciación de guerras imperialistas, la acentuación de la guerra económica por parte de los países imperialistas contra la Unión Soviética y la preparación febril de la intervención armada en el país de los Soviets,

El gobierno contrarrevolucionario del imperialismo español de acuerdo con los representantes vascos, máximos adláteres del capitalismo financiero en Euskadi y España, han fijado la fecha del plebiscito para el próximo 15 de octubre donde saldrá el triunfo o la derrota del Estatuto autonómico, que LIBERE al país vasco de la tutela del poder central.

Sin resolver ninguno de los problemas elementales de la revolución democrática-burguesa, quedando en pie el dominio de los grandes terratenientes y el clero, fortaleciéndolo el capital financiero, por medio del gobierno republicano-socialista todo el antiguo aparato de las castas monárquico-fascistas y creando otros nuevos  como el Cuerpo de los guardias de asalto; votando leyes de un marcado carácter fascista, como la ley del 8 de abril,

El anuncio de un mitin socialista “feminista” en el cual iban a tomar parte tres mujeres, me hizo pensar que nada mejor que este acto para proporcionarme material, no ya para un artículo sino para una serie de ellos, en los cuales, sin la “suficiencia”, ni la “cultura”, ni la “educación” de que alardearon las distinguidas spormans socialistas que nos visitaron pero sí, con una conciencia de clase que ellas no poseen y que es mi mayor orgullo,

Los señores marxistas del partido socialista español, para combatir a nuestro partido comunista, cuando éste desentraña ante las masas obreras y campesinas todo el contenido contrarrevolucionario de su política de aplastamiento de la revolución, recurren a afirmaciones tan peregrinas, como la de asentar que ferroviarios como obre de estrategia rápida  el partido comunista al combatir  los enlaces par enviar las tropas francesas a combatir al pueblo marroquí ligados a la misma política de rapiña del imperialismo español, fomenta el fascismo.

Es indudable que entre los elementos de Acción Nacionalista Vasca, los hay de espíritu sinceramente democrático. En uno de los pasados números de EUSKADI ROJA se ponían de resalto las manifestaciones francamente antiimperialistas, antinquisitoriales, hechas por el orador de Acción, el compañero Luis de Areitauriena, en el mitin organizado por el S. R. I. en la campa de Somorrostro.

Los presos nacionalistas en Bilbao, protestan de que los jefes pidan la amnistía “para todos”, estos camaradas saben tal vez por experiencia o intuición de clase que los verdugos imperialistas Sanjurjo y demás debieran estar fusilados, ya que el poder en sus manos con las leyes votadas y aprobadas por los republicanos, socialistas y monárquicos ahogarán en sangre toda lucha dirigida contra el poder central, sostenedor de los privilegios de los banqueros y terratenientes, españoles y vascos.

El órgano del Partido Nacionalista Vasco “Euzkadi”, dedica una página a la cuestión social con el título de “Labor Social”, donde diariamente emponzoña a las masas laboriosas vascas con un sentimiento cristiano, combatiendo la lucha de clases, presentándola como una planta exótica que no corresponde a las condiciones históricas de la raza vasca.

Al cabo de la guardia civil, que es culpable de la matanza de obreros de la U.G.T. en Palacios Rubios, le han ascendido a sargento, le han absuelto con toda clase de perdones y respetos. ¡Trabajadores socialistas, obreros y campesinos de la U.G.T.! ¡No olvidéis esta criminal traición!

Los discípulos de Tolstoi, Bakunin, Stirnen, Kroptkin, etc., han solido llamarse ácratas, libertarios, anarquistas puros y anarco-sindicalistas. Ahora, los anarquistas, han dado en apellidarse “comunistas libertarios”, ya nosotros, a los verdaderos comunistas, nos llaman tranquila e inocentemente “comunistas estatales”,  sin pararse a pensar en el antagonismo de ambas palabras, en lo absurdo de esta amalgama.

Para los comunistas, todo problema nacionalista se convierte en un problema internacional de carácter revolucionario, de lucha de clases. Así, pues, la cuestión de los derechos de Euskadi no es ni puede ser jamás para nosotros una cuestión aislada, independiente, sino una parte de la cuestión general de la revolución proletaria, debiendo, por lo tanto, sujetarse, subordinarse a esta última.

Amnistía, como todo el mundo sabe, es una palabra de origen griego, que significa olvido de lo pasado. El concepto jurídico de la amnistía coincide con su significación etimológica. Cuando un Gobierno concede una amnistía, quiere decir que olvida los hechos que dieron lugar a la sanción penal, por lo que ésta queda anulada.

¡Eusko langilleak, ernai!

NO PUEDE SER LIBRE UN PUEBLO QUE OPRIME A OTROS (Marx). Luego España no es libre mientras oprime, mientras no reconoce a sus naciones integrantes y a sus territorios coloniales el derecho de separación y la libertad de unión, (Euskadi, Cataluña, Galicia, Castilla, Marruecos, Guinea, etc.)

 Para los sindicatos revolucionarios, la división del proletariado en sexos no debe existir. En la política de tarifas es necesario clasificar a los obreros según el grado de su calificación y proclamar y llevar a la práctica la consigna “a trabajo igual, salario igual”, independientemente del sexo de los trabajadores.

Al presenciar como espectador de la sesión del Ayuntamiento de Abanto y Ciérvana, celebrada el día 18 de mayo, en la que entre otros puntos del orden del día llega a su turno el relacionado con el de la jubilación de tres maestros, se entabló un gran debate por parte de la minoría comunista, porque no era justa la jubilación total de dos de ellos, debido a que no llevaban el tiempo reglamentario de servicio para la jubilación íntegra de estos dos empleados.

¿Qué el movimiento nacionalista vasco “no es un movimiento proletario”? Evidentemente que no. Pero, escuchemos a Stalin: “El carácter revolucionario de un movimiento nacional “no presume necesariamente, en general”, la existencia de elementos proletarios en el movimiento, de un programa revolucionario o de una base democrática en el mismo”

“En  1914, la II Internacional ha muerto de un oportunismo, cuyas bases ideológicas “eran la defensa de la colaboración de clases, la repudiación del ideal de la revolución socialista y de los métodos revolucionarios de lucha, la adaptación al nacionalismo burgués, el olvido de la variabilidad histórica de las fronteras, de la nacionalidad o de la patria, el fetichismo de la legalidad burguesa, la renunciación a la teoría de la lucha de clases y a la lucha de clases por medio de los “grandes masas de la población” (es decir, de la pequeña burguesía) (Lenin)

Los hechos que casi diariamente se suceden en Euzkadi entre los sectores del nacionalismo vasco, republicanos y socialistas no pueden sernos indiferentes y menos guardar una posición contemplativa que podría beneficiar a las corrientes patrioteras del imperialismo español y a las fuerzas negras del clericalismo vasco que acechan las ocasiones para soliviantar a las masas laboriosas de Euzkadi contra el resto del proletariado español.

El fascismo, como se sabe, es la forma superior de dominación de la burguesía. Y la Iglesia católica, como se sabe también, está encuadrada dentro de la burguesía, ya que es una sociedad industrial, no sólo por los capitales que tiene invertidos en muchas industrias particulares y por las fincas rústicas que posee, sino también por las funciones que ejerce dentro de las actividades que le son propicias.

Camaradas: El Gobierno de la contrarrevolución orientado por los jefes socialistas, pretende crearse en Vizcaya una base política, engañando con falsas promesas a las masas trabajadoras que sirva de contrapeso al creciente desarrollo revolucionario que se está efectuando en otras regiones por la lucha heroica diaria de los obreros y campesinos.

Euzkadi guziko euzko abertzaleak ikusi dute nola Bizkaian euzko langilleak egin duten “huelga”n “komunistak” bere alde egondu gerala beren aurrean izandu gerala denbora guzian eta makiña bat zartako ere gure bizkar gañean eraman degula. Ori naikoa ez dala, Larrinaga gartzelan zeuden komunistak bertan zeuden euzko abertzalearekin batean gozearen “huelga” egin dute.

Cuando el Partido Comunista lanza manifiestos y manifiestos para poner en guardia a los obreros y campesinos españoles y a las masas laboriosas de las nacionalidades oprimidas por el imperialismo español, sobre el peligro fascista, no parte de un análisis abstracto, sino que emprende su marcha sobre la dialéctica histórica que asevera los hechos y el desarrollo de la contrarrevolución ante el avance de la revolución obrera y campesina.

El derecho a la independencia no deben los pueblos mendigarlo, sino que deben conquistarlo. Es por lo tanto absurdo, esperar en Euskadi a que esa independencia nos la sirvan en bandeja. La conquista práctica de ese derecho a la independencia es un problema de revolución. (Esta verdad deben comprenderla bien los trabajadores de “Jel”, los de “Acción” y los “solidarios”.

Seguramente, en ninguna otra parte de la península se presenta un panorama tan desolador como en Vasconia, en cuanto a organización y división sindical se refiere. particularmente en Bilbao y San Sebastián, y en menor grado, en la mayoría de las poblaciones importantes, los trabajadores de una misma industria, construcción, metalurgia, etc., se hallan divididos en cinco o más organizaciones: U. G. T., C. N. T., C. G. T. U., Autónomos, Solidaridad de Obreros Vascos y Católicos.

El bloque burgués-terrateniente que con el engaño de la República y ayudado por los dirigentes socialistas y anarquistas logró durante cierto tiempo el canalizar la corriente revolucionaria hacia la balsa de las ficciones reformadoras, observa aterrado cómo la rápida radicalización de las masas hambrientas restringen cada vez más sus posibilidades de continuar maniobrando sobre este terreno y procede obrar en consecuencia.

Para los comunistas, todo problema nacionalista se convierte en un problema internacional de carácter revolucionario, de lucha de clases. Así, pues, la cuestión de los derechos de Euskadi no es ni puede ser jamás para nosotros una cuestión aislada, independiente, sino una parte de la cuestión general de la revolución proletaria, debiendo, por lo tanto, sujetarse, subordinarse a esta última.

Las Comisiones Gestoras del País Vasco, hechura antidemocrática del Gobierno de la contrarrevolución Azaña-Prieto-Caballero, quieren burlarse de la voluntad del pueblo de Euskadi. Se pretende, por estos organismos, que no representan el sentir  de los obreros y campesinos vascos, hacer un Estatuto de capitulación y a espaldas de su voluntad soberana y contra sus intereses erigirse en los árbitros de los destinos de Euskadi.

El centro de gravedad de la educación internacionalista de los obreros en los países opresores debe residir en la propaganda y sostén efectivo del derecho de los pueblos oprimidos a separarse de la metrópoli. Sin esto no hay internacionalismo posible. Podemos y debemos tratar de imperialista y sinvergüenza a todo socialista de un Estado opresor que no haga esta propaganda. El derecho de separación de la metrópoli es una reivindicación indispensable, aunque esta separación no sea posible sino en un caso, de mil, antes del advenimiento del socialismo.

La dirección del P. N. V. que es la organización nacionalista que expresa un mayor volumen de masas en Euskadi, está vinculada completamente en la gran burguesía. Atenta ésta a la defensa de sus intereses de clase, encaramada sobre los sentimientos nacionalistas de los obreros y campesinos vascos, los encauza según sus conveniencias, prodigando una fraseología hueca y demagógica para mejor engañar a las masas.

En el curso de los veinte últimos años, la cuestión nacional ha sufrido una serie de modificaciones sumamente importantes. En la actualidad, tanto por su amplitud como por su carácter íntimo, difiero profundamente de lo que era la II Internacional.

 CAMARADAS: El Partido Comunista (S. E. de la I. C.) necesitaba de un órgano provincial en Guipúzcoa que orientase y dirigiese el advenimiento revolucionario emprendido por las masas obreras y campesinas de todas las provincias españolas, y que en ésta, feudo de la política clerical de los ensotanados y de la política caciquil de los seudo-republicanos y de los social-fascistas, es necesario también que corresponda al impulso, cada día más creciente, de las masas oprimidas. “EUSKADI ROJA”, órgano provincial del Partido Comunista, será el paladín de los trabajadores guipuzcoanos.