Julia Bea Soto nació en Sesma (Navarra) en 1912. Durante la II República se afilió a la Juventud Socialista de Pamplona. En el II Congreso de la UGT de Navarra, celebrado en el año 1933, fue elegida miembro del Comité Ejecutivo con el cargo de responsable del Archivo y Estadística.

 Comunista, el 10 de enero de 1937 fue nombrada vocal del Comité Nacional de Euskadi de la Agrupación de Mujeres Antifascistas (AMA) en representación del PCE. Integrante del consejo de redacción de la revista Mujeres, publicada en Bilbao por la AMA. Refugiada en Asturias, dirigió la Comisión provincial de la AMA. 

Sobre el brutal asesinato de Mercedes López Cotarelo y Pilar Vallés Vicuña, el capellán carlista Policarpo Cía escribió lo siguiente: Los defensores rojos del monte Picoqueta eran 18. Proletarios ayudados por dos mujeres que no tendrían 20 años. Todos recibieron la pena de muerte por obstaculizar el avance de nuestras tropas

Fui nombrada agente de enlace y conectada con Yssy-les Moulineaux, con el camarada Caro. Su mujer era costurera. Yo, con la excusa de que iba a buscar costura, en la cesta de la ropa envolvía octavillas y partes que entraban y salían del "refugio". Un día llegué tarde, después del toque de queda. Me quitaron el documento de identidad de refugiada.

Serafina Vélez, sin papeles y con dos maletas cargadas de propaganda se topó con un control muy severo en la estación de tren de Toulouse. Su compañero, con la documentación en regla se desentendió del asunto y salió: Lo lógico y lo prudente hubiese sido abandonar las maletas. Ni todos los pasquines del mundo valían su vida. Pero serafina no lo hizo.

Simone siguió los pasos de su padre y se incorporó a la Resistencia contra la ocupación alemana. Los nazis la detuvieron el 1 de abril de 1943, encarcelándola en la prisión de Angers y, más tarde, en el fuerte de Romainville. El 29 de agosto fue enviada al campo de concentración de Ravensbrück junto a 142 mujeres, casi todas francesas.

La idea de CONTRAPODER va indisolublemente unida a la construcción de una sociedad alternativa frente a la violencia del estado

En Febrero de 1918 el socialista Indalecio Prieto fue elegido diputado a Cortes por la circunscripción de Bilbao frente al nacionalista Chalbaud. Allí donde ,años atrás, el honrado fundador del partido obrero, Pablo Iglesias, había caído derrotado con 1469 votos. Por primera vez el socialismo vasco subía al parlamento español.