Artículos (MLNV)

El 7 de junio de 1968, Txabi murió por dos disparos de un guardia civil que le tenía retenido en un control en el barrio tolosarra de Olarrain. Horas antes Txabi Etxebarrieta e Iñaki Sarasketa se habían saltado un control a la altura de Aduna matando al agente Pardines. Txabi tenía 23 años e Iñaki 19. Fue el primer militante de ETA que mató y que murió.

La revista Iraultza respalda el análisis de Zalbide con estas palabras introductorias: «Aunque se trata de la opinión de un solo militante —la de K. de Zunbeltz— describe bastante exactamente los actuales pensamiento y actuación de la Organización. Lo publicamos en la confianza de que nos llegarán las críticas y acotaciones que suscite.